sábado, 17 de marzo de 2012

Playa de la Malagueta

errónea, un programador no iría nunca a la playa Juro que pensé que nadie, ni una sola persona, iba a caer en la trampa de mi "boutade" de . Los detalles de las avispas, las quemaduras solares y el viento que no deja pasar página son demasiado bastos (sí, con "b") y grotescos como para engañar a nadie. Y sin embargo Precioso, me lo pongo de wallpaper He vivido lo mismo en Santa Pola! Me parece una verdad como una casa la afirmación del titular. Este verano he estado por Cabo de Gata y me he quedado maravillado de sus playas vírgenes y de sus pueblos. Hoteles de lujo los puedes encontrar en cualquier parte pero playas como esas, dentro de un parque natural, hay pocas.

 Hay que joderse con comentarios como los vuestros o los realizados en el propio Creo que en el caso que se describe, si alguien tiene la "culpa", es el Ayuntamiento por vender unos permisos/concesiones sin establecer una regulación clara. Todos estamos de acuerdo con el playero que quiere un sitio, aunque sea en la zona de hamacas. Pero también el hamaquero tiene derecho a mantener un negocio por el que ha pagado (aunque se equivocó en lo de que esa zona "es suya"). El asunto es parecido al de las terrazas de los bares en las aceras públicas, y en este caso, se establece con precisión cuántas mesas puede colocar el bar y dónde.

 Es muy interesante, además de la realización, el espíritu que promovía en esa época (el principio de la Segunda República) las obras públicas. Pues no se lo mires, ¿le vas mirando el paquete a los que van en bañador? supongo que no, así que, ¿por qué iba a ser diferente? Tú eres el que controla dónde van tus ojos Pues qué queréis que os diga, vería peor que ante la visión de alguien muriéndose, la gente pasara y siguiera a lo suyo, sin sentir ningún tipo de preocupación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario