jueves, 22 de mayo de 2014

Que zapatos llevar a la playa

Es la eterna pregunta que nos hacemos siempre que nos vamos a ir un rato a la playa, sobre todo si antes o después hemos de pasar por otro sitio para hacer cualquier otra cosa. Dependiendo por supuesto del medio de transporte elegido, podremos dejar o no, en el maletero del mismo los otros zapatos mientras llevamos una chanclas a la playa, sin olvidar por supuesto a aquellas personas que van a la playa a correr y llevan unas zapatillas especiales para correr sobre la arena, para delicia de todo el que poner su toalla cerca de los sitios por donde pasan estos corredores playeros.

Los hombres y perdón por parecerme al político ese un tal Cañete, lo tenemos más fácil pues con unas zapatillas deportivas lo resolvemos todo, pero las mujeres tienen por costumbre el emplear un calzado distinto para cada actividad que realizan, pero volvemos a la pregunta inicial sobre ¿qué zapatos llevar a la playa? sin olvidar que dadas las condiciones de extremo calor, sol intenso y arena por todos lados, el sufrimiento o desgaste que va a tener allí el calzado es muy superior al de un uso normal del mismo en nuestras actividades más cotidianas, por lo que yo siempre recomiendo emplear zapatos de mujer baratos, de esos que encontramos apilados en prácticamente todas las zapaterías de España, a un precio de lo más competitivo.

Si no nos ha costado mucho el calzado y luego por los motivos que sean se nos estropean, nos duele menos en el bolsillo dicha pérdida, y además por el precio de unos zapatos de los que habitualmente utilizamos, nos podemos comprar un montón de pares de los zapatos baratos. Cierto que no es calzado para un uso diario, pero si que nos va a sacar de más de un apuro, como es el ejemplo expuesto de algo tan cotidiano en verano, como ir a la playa.

Y el que sean baratos no es sinónimo de que su calidad no sea buena, pues hay cantidad de ocasiones en los que en una determinada zapatería no se vende un par de zapatos por el motivo que sea, y lógicamente hay que darle salida a precio de coste o incluso inferior, para así poder dar entrada a otro calzado que tenga más tirón en esa zona, o entre la clientela habitual del zapatero del que estemos hablando.

Como todo, vamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario