sábado, 2 de febrero de 2013

Visitar cuevas en una playa

Últimamente es un sitio que ha pasado de ser, prácticamente, desconocido a recibir muchas visitas. Pero existe otro lugar (también en Llanes y a escasos kilómetros) que, en mi opinión, es más espectacular; aparte de una playa similar es posible disfrutar de una cueva que conecta con el acantilado, lapiaces, bufones (chimeneas por las que asciende el agua del mar arrojando grandes chorros en temporales), etc. Ummm ¿En esto se gastan el dinero los científicos? ¿En saber porque huele la playa? En fin¿Para cuando la investigación de "a que huelen las nubes"? Un beduino encuentra a un hombre vestido de buzo en pleno desierto y el hombre le pregunta:

 Un elefante se balanceaba Un extracto de esa gran obra de humor que es la Constitución Española vigente: Un hombre que no ve tetas es como una flor sin sol, se marchita. Un Noruego que pierde el norte lo que hay que ver Un pseudo-vídeo que parece un powerpoint con sonido si que es la prueba definitiva para que la gente deje de dudar, si señor. Puede ser tan verdad como que Bear Grylls va solo por el monte. Un relleno que ha provocado manchas de caolín en el mar. Alguien en Tragsa se ha ganado unos cientos de miles.

Un tío con iniciativa, un buen vikingo. Esta gente descubrieron Islandia, Groenlandia y hasta América. Bueno, descubrieron más o menos, porque cuando llegaron allí no supieron volver y se tuvieron que quedar. Una cosa que siempre me ha interesado en reportajes sobre la vida cotidiana en otras épocas es que, quitando factores culturales, vestimentas, tecnologías al final puedes ver como, a la hora de "pasar el rato" y "estar con los amigos" las cosas más básicas apenas han cambiado a lo largo de los siglos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario